San Andrés, el archipiélago ‘sin mar’


Banner

Por: Juan José Rodríguez // protesta por fallo de la CIJ

Escrito: Valentina Jiménez. Fotos: Diego Agudelo, Juan José Rodríguez. Infografía: Juan José Rodríguez. Audios: Diego Agudelo.

Después del fallo emitido por la CIJ (Corte Internacional De Justicia) en el 2012 se ha hablado mucho acerca de las consecuencias políticas y territoriales en el país. Pero qué pasa con las personas que sufren día a día sus consecuencias, qué pasa con el pueblo raizal e isleños, cómo sobreviven ante este golpe.

“Si el gobierno no retrocede, no hace nada, recibió un país con 32 departamentos y volverá a recibir uno con 31. Porque nosotros los raizales estamos decididos. No más engaño, no más caramelo, estamos decididos, es nuestro derecho y lo vamos a pelear, lo vamos a luchar”.

La voz de Edward Bryan, líder raizal del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina podría ser la de muchos otros, quienes se sienten disgustados e indignados con el trato recibido por parte del gobierno nacional, no solo en los últimos años, según ellos, a través de la historia sus derechos han sido vulnerados e ignorados.

Infografiaa

Información general del fallo De La CIJ en el 2012

En noviembre del 2012 Colombia conoció el veredicto de la Corte Internacional de Justicia sobre la plataforma continental que rodea al archipiélago, 75.000 km2 de mar pasaron a manos de la República de Nicaragua. Los cayos Quitasueño y Serrana quedaron bajo la potestad del Estado colombiano en medio de mar nicaragüense. Para la mayoría de colombianos la situación pasó desapercibida ya que lo veían como un fragmento de agua como cualquier otro en el mar Caribe, pero para los sanandresanos esta decisión desencadenaría una seria de repercusiones para su vida.

Un hecho que en definitiva reforzaría la idea que se venía formando desde tiempos atrás en la mentalidad de los habitantes de las islas. Un sentimiento de rechazo y no respaldo por parte del gobierno y pueblo colombiano, hechos y acciones que los hacía sentir apartados de la realidad de un país.

DSC_0125

Niño sanandresano disfrutando de la playa

EL PUEBLO CREOLE

El pueblo Creole, descendiente directo de esas tierras, cree que sus derechos como etnia no se cumplen a cabalidad. Después del fallo, se ha organizado de mejor manera para defenderse y buscar su autonomía.

Esta no es la primera vez que dividen sus tierras.  Según Endis Livingston, consejero nacional de planeación y líder raizal en defensa de los Derechos Humanos; desde los tiempos del General Rojas Pinilla, se empezó a despojar a esta comunidad de su territorio, desplazándolas del centro para fomentar el desarrollo turístico. Después se entrega parte del archipiélago marítimo a Honduras, Jamaica, Estados Unidos y Nicaragua a quien entregaron la Costa Mosquita que forma parte del pueblo étnico raizal.

IMG_7714

Cesar De Alba, pescador artesanal y afectado por el fallo

Para Fady Ortiz, especialista en derecho constitucional y derechos étnicos y miembro de la ORFA (Organización Raizal Fuera Del Archipiélago), la decisión de la corte compromete la violación de varias leyes y convenios establecidos anteriormente. “Una vez conocido el contenido de la decisión, que le reconoció a Nicaragua aproximadamente dos terceras partes del territorio marítimo del archipiélago, se constata que se comprometió la integridad territorial de un pueblo étnico amparado por el Convenio 169 de la OIT y demás instrumentos del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, que protegen la integridad de los territorios de los pueblos indígenas y tribales, así como establecen la obligación a los estados de consultar previamente en caso de comprometer el territorio de dichos pueblos y que impliquen un desplazamiento de estos”.

La indignación de los sanandresanos no solo se basa en que se les ha arrebatado parte de su territorio, a esto lo acompaña que en ningún momento antes, durante o después del fallo fueron consultados o advertidos del proceso que se llevaba a cabo. La mayoría se enteraron a través de los medios de comunicación. Además que en la defensa de Colombia no se incluyó la reserva mundial de la biósfera Sea Flower ni la existencia de un pueblo raizal. Inclusive, representantes del movimiento AMEN – SD en el que se reúnen los miembros de la etnia, enviaron una carta directamente a La Haya explicando estos motivos y su posición frente al proceso, pero no fueron escuchados, la razón que les dieron es que solo se recibían declaraciones por parte del gobierno de cada país y aunque es su momento Colombia fue enterado del hecho, no los tomaron en cuenta y jamás respondieron.

cuadro 3

LUNA VERDE

Por otra parte, la pesca es la más afectada en consecuencia del fallo. Según datos de la secretaría departamental de agricultura y pesca, antes habían 47 barcos industriales pescando, sin embargo entre 2014 y 2015 solo hay 9 embarcaciones ejerciendo esta actividad. Esta situación se debe sobre todo a que al contrario de como muchas personas creen, no en todo el territorio marítimo hay peces, por eso la importancia de los bancos para sacar buenos productos. En el proceso del fallo, la defensa colombiana propuso una solución donde se evidenció el desconocimiento de las aguas. Una línea media, cada país recibía 12 millas náuticas desde su costa, dividiendo en partes equitativas según el marco legal y geográfico. Pero lo que no se tomó en cuenta es que justo en la esquina del territorio cedido, se encuentra el banco de peces Luna Verde, uno de los más grandes de Centro América.

DSC_0104

Pescador preparando su producto para la venta

Allí los pescadores pueden encontrar caracoles, peces y langostas. Como es de imaginar, era un gran proveedor de producto para los sanandresanos que se afectaron inmediatamente al perder el acceso a este. “Nosotros conocemos todos los límites marítimos, ellos debieron buscar un pescador de aquí para verificar eso antes de que mandaran abogados allá, porque ningún cachaco (bogotano) conoce el meridiano (82).  Ellos se fueron y llevaron su gente, fue por eso que sucedió.  Ahora quién es el que sufre, el pueblo, nosotros somos los que estamos sufriendo. Salimos a pescar pero no de ese lado, si pasamos, allá nos cogen, nos quitan la lancha. Y el gobierno nacional no responde”; comenta Lucas Gonzalez, pescador artesanal. Otro factor es que el valor del galón de gasolina en la isla es uno de los más caros del mundo, algo que no debería pasar ya que por su ubicación geográfica podría importar desde otros países más cercanos, pero debe hacerlo desde Colombia donde además de su valor comercial, el costo de envío es más alto. Ahora van a cayo Bolívar durante diez días para traer la misma o menor cantidad de la que traían en tres. O realizan viajes diarios en los que salen a las  5:00 a.m. (alistándose desde las 3:00 a.m.) y llegan en la tarde. La falta de pescado está haciendo que se deba importar desde Buenaventura, siendo paradójico para una isla que se ha sostenido a través de los años de este. Por otra parte, se le da prioridad al turista, los isleños están dejando de consumirlo. Cuando existía el acceso al banco de peces, se regalaba o se daba a bajo costo a la comunidad. Pero al no tenerlo los precios aumentan y los isleños ya no tienen la capacidad de alimentarse de estos, fragmentando la cultura y gastronomía.

DSC_0042

Puerto de pesqueras industriales

IMG_7984

Patrullaje y supervisión del orden público en Bahía Sardina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Igualmente se está importando Basa desde Vietnam, “este pescado tiene un problema de calidad e inocuidad, porque se cría en ríos que fueron o están siendo utilizados para explotar oro y cuando explotan oro echan mercurio, plomo y otros metales pesados que adquieren los peces y pueden ser perjudiciales para la salud. Está ingresando por los mercados negros o directamente desde Cartagena y la gente come un pescado barato que ni siquiera es sabroso” agrega Hugo Wilson de la secretaría de agricultura y pesca. En este sentido, los isleños dejaron el pescado para comer basa, pollo y salchicha. Tradicionalmente solo dejaban de comerlo el domingo pero ahora es al revés, solo algunos afortunados pueden disfrutarlo este día.

EL PLAN SAN ANDRÉS, ¿UNA SOLUCIÓN EFECTIVA?

Desde la Presidencia de la República se creó el ‘Plan San Andrés’. Que aunque al principio fue bien recibido por los sanandresanos, después la mayoría coincidieron en que el gobierno estaba tratando de desviar la atención de un tema no solo económico sino también social que les había afectado directamente y no se solucionaría con calles pavimentadas y mejoramiento de escenarios deportivos. En una encuesta realizada a 50 habitantes de la isla de San Andrés de diferentes edades, estratos y actividad económica, al calificar el apoyo del gobierno nacional en los últimos años de 1 a 5, el 35,6% coincidieron en calificarlo con un 3, seguido por el 33,3% que lo calificaron con 1. Uno de los puntos del plan San Andrés, era un subsidio a los pescadores por $1.800.000 durante seis meses. Pero según varias fuentes entrevistadas, este fue dado solo a algunos pescadores, en las listas se incluyeron personas con otras actividades económicas como mototaxistas y choferes. Hugo Alejandro Wilson explica que “el gobierno le dio manejo de la plata a DPS (Departamento para la Prosperidad Social), donde ellos determinaron cuáles eran los pescadores y con un listado se le fueron pagando a esos pescadores que estaban ahí. Sin embargo como técnico de la secretaría y como trabajador de la parte marítima, pienso que eso es un abrebocas, 10 millones de pesos no vale lo suficiente de lo que le quitaron a los pescadores que era una forma de vivir para toda su vida”. Por otra parte, quienes lograron acceder al subsidio solo recibieron 2 o 3 meses de este y siguen esperando desde hace más de un año que les respondan con la otra parte prometida. Cesar Francisco De Alba, pescador artesanal hace 43 años, cuenta que le fue retirado este beneficio cuando se enteraron que estaba pagando salud y pensión, alega que es injusto que por cuidar de él y su familia se le retire la ayuda.

DSC_0246

Aicardo Martínez, descubridor de ‘Martínez Bank’

Aicardo Martínez, pescador artesanal con 54 años de experiencia, uno de los más antiguos en la isla, además de emblemático por descubrir el banco de peces ‘Martínez Bank’, fue uno de los afectados del subsidio pues en el momento de reclamarlo no fue reconocido como pescador y le fue negado. Él relata su experiencia descubriendo el banco:      

“Nos hemos dado cuenta, es muy doloroso uno mencionarlo pero siempre en el interior del país, digamos yo diría el gobierno, siempre ha estado interesado por la isla pero no por la gente”, expresa Cesar de Alba.

Esta es una de las experiencias que relatan los pescadores en cuanto al trato que reciben en muchas ocasiones por miembros de la fuerza pública o entes gubernamentales.

¿A QUIÉN PREFIEREN LOS SANANDRESANOS?

A diferencia del sentimiento de rechazo que sienten por parte del gobierno colombiano, los raizales y pescadores, sienten que existe un apoyo por parte del nicaragüense. En cuanto a la pesca, Nicaragua y otros países como Honduras, Panamá y Costa Rica, están adelantando procesos para brindar permisos especiales para que los pescadores puedan ejercer libremente por sus aguas. Inclusive algunos de ellos ya han firmado, pero a otros les da temor que el Estado les cierre las puertas en su propio país. Igualmente, los raizales han sentido respaldo de este país. “Mientras que Colombia nos niega nuestros derechos, Nicaragua nos dice ‘bienvenidos’. Lo que el gobierno no ha entendido es que han dividido la familia, estamos hablando del pueblo raizal. Somos un mismo pueblo y eso lo conoce el gobierno de Nicaragua. Nosotros podemos ir allá sin ningún problema, los pescadores pueden ir a registrar sus buques. Cuando nos ponen 20 mil obstáculos aquí en Colombia para hacerlo”. Agrega Edward Bryan.

¿QUÉ PASARÁ CON SEA FLOWER?

Una consecuencia que se suma después del fallo, es el impacto ambiental. En la delimitación que se realiza  se divide también, la reserva Sea Flower, quedando una parte de esta en manos nicaragüenses. Algo que le preocupa a los sanandresanos son las técnicas de pesca que utiliza el vecino país.

IMG_7826

Bote de Aicardo Martínez equipado para la pesca artesanal

Hugo Alejandro Wilson explica este que: “la pesca de Nicaragua es bastante fuerte, nociva hacia el medio ambiente, utilizan métodos que son perjudiciales para la procreación de nuevos animales, nosotros hacíamos veda (no pescar durante un tiempo un tipo de pescado mientras se vuelve a reproducir) y tenemos métodos de captura que son amigables con el medio ambiente. Nicaragua no maneja eso, todo lo que captura se viene, hablando de la langosta. En cuanto a los peces, la pesca no es estacional, el banco se mueve, ellos utilizan buzos con manguera. Hay una ley aquí que dice que no se puede pescar con equipo autónomo, significa que no se puede pescar con buzo, pescamos a pulmón libre o con nailon”. De igual importancia, como consecuencia del canal que Nicaragua adelanta, los arrecifes coralinos de la reserva de la biósfera podrían verse afectados en unos años. Según el artículo publicado en la revista Semana por Noemí Sanín y Miguel Ceballos el 14 de febrero de este año: “Un informe publicado en 2014 por el Global Coral Reef Monitoring Network (GCRMN), que contó con apoyo del Departamento de Estado de Estados Unidos, advierte que ‘los corales del Caribe podrían desaparecer en 20 años’. El estudio muestra cómo el tráfico del Canal de Panamá ha influido negativamente en los corales en el mar Caribe.  Si a este y otros estudios, como los realizados por la Corporación Coralina, Invemar y la Comisión Colombiana del Océano, se le suma el peligro adicional que generará la gigantesca sedimentación producida por la construcción y mantenimiento del canal de Nicaragua y el tráfico de buques de más de 500.000 toneladas, ¿qué futuro puede tener la reserva Seaflower y la riqueza de nuestro mar Caribe?”.

Cuadro 1Captura de pantalla 2015-05-23 a las 12.48.01 a.m.

DSC_0272

Raizal y pescador de 100 años de edad, afectado por el fallo

PARCIALIDAD DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN 

Algunos isleños denuncian que no se ha contado la situación teniendo en cuenta su opinión y vivencia.

“Durante el proceso y el fallo han estado aquí medios como Caracol, RCN y CM&, pero ellos únicamente tocan las cosas que realmente quieren que el país conozca de acuerdo a lo que le digan los gobiernos, las realidades de San Andrés no se han dicho a nivel nacional”. Comenta Endis Livingston.

“La mayoría de lo que nos enteramos es por las noticias o por un amigo del interior, es muy poco lo que nos podemos enterar de la isla. Esa gente viene acá, preparado a tomarse su whisky, hacen informes a lo que son gobierno local o capitanía de puerto, van hacen cualquier cosa, regresan y dicen: no que ya fuimos a San Andrés y hablamos con la gente y están de acuerdo pero es pura mentira”. Expresa Cesar De Alba.

De igual forma, los sanandresanos comentan que la mayoría de personas ‘del interior’ no conocen verdaderamente su situación.

Es así como en una encuesta realizada para esta investigación a 50 turistas en la isla, solo el 64% de personas conocían algo referente al fallo y sus consecuencias. Además de que el 79,5% creían que los sanandresanos se sostienen económicamente del turismo, cuando no es así. Sosteniéndose también del comercio y la pesca.

 

Los habitantes de la isla y sobre todo los raizales, quieren dejar de ser vistos únicamente como un sitio turístico, también quieren ser reconocidos como etnia y que su cultura sea respetada. Respaldados siempre en sus derechos y buscando autonomía como pueblo raizal y ante todo quieren ser tratados como colombianos.

 

PROGRAMA RADIAL CON INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA: 

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

About valentina.jimenez

Estudiante de comunicación social - periodismo de la universidad Católica de Pereira. Editora de la revista Expresión modalidad escrita y audiovisual.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>