Bielorrusia, país enemigo de Internet bajo la dictadura de Lukashenko


Mañueco, Rafael. (2015). Jaque al último dictador de Europa. [Fotografía]. Recuperado de https://bit.ly/2tTZmJV

Mañueco, Rafael. (2015). Jaque al último dictador de Europa. [Fotografía]. Recuperado de https://bit.ly/2tTZmJV

Bielorrusia quizás es un país europeo poco conocido; sin embargo, detrás de esta pequeña república que alberga más de 9 millones de habitantes existe una interesante historia de independencia, dictadura y de asfixiantes restricciones para sus habitantes.

Este país se encuentra ubicado en Europa Oriental y es vecino de Rusia, Polonia y Ucrania. La mayoría de su población se concentra alrededor de su capital, Minsk y más del 80% está compuesta por nativos bielorrusos, el resto por minorías de rusos, polacos y ucranianos; por esta razón, desde el 2005 sus idiomas oficiales son el ruso y el bielorruso. Su economía se basa principalmente en la agricultura y la industrialización del sector agrícola-ganadero, sin embargo es un país que depende financieramente de Rusia en cuanto a su mercado de exportación e importación de materias primas. En cuanto a religión, la Constitución no declara ninguna oficial, aunque predomina el cristianismo principalmente ortodoxo ruso y el catolicismo.

Históricamente durante muchos siglos los territorios bielorrusos pertenecieron a diversos países étnicamente diferentes, lo que impidió su independencia; sin embargo, en 1991 tras la disolución de la Unión Soviética, Bielorrusia se declaró como un país independiente; tres años después Alexander Lukashenko subió al poder y ha permanecido al mando hasta el día de hoy.

De acuerdo al periódico El Clarín; Bielorrusia, el país al que se muda Maradona, existe un presidente a quien se conoce como el último dictador de Europa, pues Lukashenko ha logrado permanecer durante 25 años en el poder pese a todas las manifestaciones de la oposición.  Por lo general, las protestas se intensifican durante las elecciones presidenciales en las que se exige su salida del poder; sin embargo, todo acto en su contra se ha reprimido a través de la detención y encarcelamiento de los opositores y de la manipulación y restricciones del uso Internet.

Conoce los destinos más populares del mundo  

Desde que Lukashenko inició su gobierno modificó la Constitución para incrementar su poder como presidente, suprimió la limitación constitucional de máximo dos mandatos presidenciales consecutivos y desde entonces no ha dejado de crear leyes al estilo de la antigua legislación soviética para castigar todo lo que se opone a su régimen.

En Bielorrusia sigue vigente una ley que durante la Unión Soviética castigaba a las personas que no trabajaban y vivían a costa del Estado. Esta ley desde el 2005 exige un impuesto a todos los individuos que trabajen menos de 183 días al año. También, es el único país europeo en el que sigue vigente la pena de muerte, lo que ha hecho posible que muy pocas personas se opongan al régimen de Lukashenko. Según el portal de Noticias BBC, los prisioneros bielorrusos sufren graves violaciones a los derechos humanos, desde presión psicológica, hasta tratos crueles, inhumanos y denigrantes. Ver más

En cuanto al uso de Internet, desde el 2012 existe una ley que restringe el acceso a los sitios web extranjeros y prohíbe el acceso a páginas nacionales no autorizadas como sitios web pornográficos, extremistas o de contenido político alternativo o de oposición y en el 2015 para combatir el tráfico de drogas se exigió a los proveedores del servicio de Internet almacenar el registró completo de historial de exploración de los usuarios, tiempo de conexión y desconexión, cantidad de información enviada y recibida, búsquedas y páginas frecuentadas. De igual manera, los ISP también deben reunir toda la información relacionada a los usuarios como: nombres, información del pasaporte, las IP internas y externas y las direcciones Mac de sus dispositivos; todo con el supuesto objetivo de detectar cualquier movimiento extraño a favor del tráfico y distribución ilegal de drogas.

Sin embargo, según el portal Global Voices, el experto legal del Centro de los Derechos Humanos Viasna, Pavel Sapelka, manifestó que  “Desafortunadamente, las autoridades están más preocupadas de la restricción de acceso a las páginas web que diseminan información no deseada. […] Si las autoridades utilizan el combate a las acciones ilegales como disfraz para impedir el trabajo de páginas que promueven ciertas perspectivas políticas, se consideraría como otra violación de la libertad de expresión”

Este decreto que refuerza el control contra Internet es sólo el último de una serie de normas que atentan contra los derechos online de los bielorrusos; sin duda, la censura y la violación de los derechos fundamentales en Bielorrusia cada vez coge más fuerza y se intensifica durante las elecciones presidenciales para perpetuar el poder de Lukashenko.

 BELARUS

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>