EL DOLOR PERSISTE


La vida de los Armeritas cambió por completo, el 13 de noviembre de 1985 cuando una avalancha con gran cantidad de palizada aproximadamente unos 35 metros de altura arrasaba con el municipio de Armero Colombia en el departamento del Tolima a las 11:25 pm hora local; más de 22 mil personas quedaron sepultadas por la avalancha producida por el volcán Nevado del Ruiz dos horas después de haber hecho este erupción.
Armero fue un municipio creado en el año 1860 después de una avalancha ocurrida en el mismo lugar en 1845, la población se fue formando por colonos después de que en la tierra ya se podía cultivar y dar frutos.

Fotografía del antes y después de Armero (desliza la flecha del centro). 

La Ciudad Blanca

La ciudad blanca, así era llamado Armero por aquellos cultivos de algodón los cuales llenaban el paisaje de nubes blancas,  un suelo agradecido, fértil y clima templado con una temperatura de 26° y  tan solo 98 kilómetros de su capital Ibagué,  para llegar a este lugar se debía pasar por las vías de Cambao, Lérida y Honda; los ríos Lagunillas, Gualí y el Magdalena rodeaban a Armero el cual logró ser el municipio que más producía algodón en el país, convirtiéndose en la tercera ciudad más importante del departamento de Tolima, después de Ibagué y el Espinal.

IMG_9644Los Armeritas no solo fabricaban el algodón para las ciudades más importantes del país, sino que también se dedicaban a la ganadería y con un principal énfasis en la agricultura con sembrados de arroz, café, ajonjolí, sorgo, plátano y maíz. Armero con tan solo 70 años después de su fundación se había convertido en un potencial económico para el país.

La Ciudad Blanca empieza con su construcción a finales del siglo XIX por unos jornaleros que trabajan en haciendas cercanas a esta población tolimense nombrando principalmente a este lugar San Lorenzo, llamado así para el año 1895 por sus principales fundadores de nombre Dominga Cano de Rada, Marco Sanín, Sinforoso Chacón, Raimundo Melo y Aureliano Bejarano, los cuales llegaron con sus familias para formar en ese entonces una pequeña población

IMG_964113 años después en 1908 llega el general Rafael Reyes, el cual en ese entonces era presidente de La Republica de Colombia, para expedir el decreto 1049 el 19 de septiembre y así nombrar a San Lorenzo como cabecera municipal y en 1930 en homenaje al líder político de la independencia  José León Armero, la asamblea departamental del Tolima decide ponerle su nombre al municipio.

Un lugar próspero para los Armeritas era entonces este lugar, con profesionales asociados a la agricultura, ganadería, médicos, abogados, odontólogos, deportistas, bailarines, entre otros. Un municipio desarrollado, una plaza de mercado llena de frutas y verduras, un parque nombrado “Los Fundadores” ubicado en toda la cabecera del municipio, Iglesias, club campestre ubicado a la orilla del rio, calles y numerosas casas rodeaban a la población Armerita, estación del tren, cuatro colegios, cinco bancos los cuales eran, Banco del Comercio, Banco de Colombia, Banco de Bogotá, Banco Cafetero y Caja Agraria, tres hospitales los cuales brindaban bienestar a sus habitantes, telecomunicaciones, teatro Bolívar, parque infantil, defensa civil, cárcel municipal, tesorería, estadio, centros culturales y deportivos y muchos lugares los cuales brindaban servicios a más de 29 000 habitantes que tenía Armero para el año 1985. Calidad de vida y  oportunidades de trabajo caracterizaban al municipio tolimense.

Con un buen desarrollo pecuario se convirtió a Armero en varias ocasiones como la sede  para las ferias y remates ganaderos de la región, el diario El Tiempo publicaba semanalmente una sección dedicada a la ganadería.

ded981ff-fece-45c5-a588-4ce158be8ecc

El león dormido

Pese a lo próspero y emprendedor que era Armero Tolima tenía una amenaza latente, aquella amenaza estaba a 50 kilómetros, el Volcán Nevado del Ruiz ubicado entre los departamentos de Caldas y Tolima a una distancia de 140 Km al NO de Bogotá y a 28 Km de Manizales, este contaba con una altura de 5321 metros sobre el nivel del mar, con un volumen de hielo calculado en 1200 a 1500 millones de metros siendo también el volcán con mayor atracción turística de Colombia.
El Volcán Nevado del Ruiz o “El león dormido” como es nombrado, despertó el 13 de noviembre de 1985 haciendo erupción a las 9:09 pm fundiendo la nieve y el glacial de la cima del volcán generando cuatro lahares los cuales 2 de estos se riegan por los ríos que rodeaban el municipio de Armero, Gualí y Lagunillas, no sin antes dar señales de su inminente erupción puesto que cerca a las 3 pm del mismo día, cenizas oscuras salían del volcán provocando un fuerte olor a azufre y 2 meses antes, en el mes de septiembre, el comité de emergencia y la comunidad científica habían manifestado una fuerte preocupación por la aparición de fumarolas, olor a azufre y pequeñas erupciones freáticas las cuales avisaban una posible catástrofe lo cual para muchos era de no preocupase.
Siendo así el día miércoles 13 de noviembre del año 1985 a las 11:25 Pm hora local, la avalancha provocada por el Volcán Nevado del Ruiz toca el casco urbano del municipio de Armero, borrando del mapa prácticamente en su totalidad a la población.

Nevado_Cumanday_o_del_Ruiz

¿Por qué la avalancha fue tan impactante en el casco urbano de Armero?

Cuando el “León dormido” despierta ese miércoles 13 de noviembre, se despliega un material caliente sobre la nieve produciendo un deshielo gigante el cual tomó curso por el yacimiento de los ríos Lagunilla y Gualí, arrastrando todo a su paso, rocas de gran tamaño y árboles los cuales recorren más de los 50 kilómetros que hay de lejanía entre el Volcán nevado del Ruiz y Armero, provocando el desbocamiento de una avalancha de más de 35 metros de altura y con un material de aproximadamente 100 millones de metros cúbicos el cual fue suficiente para arrasar a el municipio entero dejado el saldo de más de 22 mil personas fallecidas.

Ese día cambio la historia de la ciudad prospera que era Armero, un lodazal se divisaba en las alturas, todo quedo arrasado y solo unas cuantos escombros de lo que algún día eran casas, edificios, hospitales y de más dejando un triste recuerdo de lo que algún día fue y ya no será más, fue una tragedia anunciada por el mismo Volcán Nevado del Ruiz, el cual ya había hecho erupción 12 veces antes en el mismo lugar donde estaban ubicados los 29 000 habitantes de Armero Tolima, La historia se repite y esta vez solo el 10% del deshielo logró ser suficiente para acabar con la vida de 22 mil personas.

Tragedia inminente

El 22 de diciembre de 1984, once meses antes de la tragedia, el volcán ya daba indicios de su erupción, en septiembre de 1985 las autoridades locales empezaron a planear una evacuación e hicieron un mapa de riesgo para los habitantes que se verían afectados: Murillo, Santa Isabel, Mariquita, Guayabal, Chinchiná y Armero pese a que los diarios más importantes de la época dieron versiones sobre la posible catástrofe, hubo deficiencias en la distribución de la información.

Aunque era una tragedia anunciada por las autoridades pertinentes nunca se elaboró un plan de evacuación o de contingencia  para los habitantes de Armero y pese a que no era la primera vez que el Volcán Nevado del Ruiz hacia erupción, debido a que la penúltima se habría registrado entre los años 1800 y 1845 con depósito de caída piroclástica, años más tarde habría provocado la última erupción y la más impactante registrada en la historia de este volcán.

Relato de Pedro Hernandez: afectado por de la tragedia. 

 Un pueblo fantasma

Bajo las ruinas queda el municipio de Armero, conocido como “La ciudad Blanca” de tierra fértil y prosperidad para sus habitantes, Armero se ha convertido en desesperanza y lamentos para las personas que ahora visitan las calles de este lugar entre la vegetación y escombros, ahora determinado un campo santo.

Entre desechos y abandono queda lo que fue un lugar  próspero, ese día de noviembre quedó marcado en la historia por aquella avalancha que impactó fuertemente el casco urbano de Armero y desapareciendo del mapa a toda esta población en tan solo 47 minutos.

“Los Armeritas no le tememos al infierno porque lo vivimos en carne propia”. Dice un sobreviviente a canales locales y organismos de socorro los cuales pudieron empezar la labor de rescate hasta el día siguiente, siendo 14 de noviembre de 1985 debido a la inmensa playa de lodo gris que observaban los pilotos sobrevolando la zona, más de 12 horas tuvieron que esperar los Armeritas sobrevivientes para ser rescatados puesto que la catástrofe  había destruido las vías de acceso, dificultando el ingresos de las unidades de rescate.

Tras la avalancha quedaron borradas todas las historias que allí se vivieron mientras que al mismo tiempo un sin número de fotografías  de personas atrapadas en el fango le daba la vuelta al mundo.

Ante una posible epidemia los cuerpos de las víctimas fueron enterrados en fosas comunes. En la historia de los colombianos y del mundo queda marcada una de los desastres naturales más fuerte que ha azotado al país, una catástrofe que dejó como saldo más de 22 mil víctimas, niños desaparecidos, familias enteras sepultadas bajo el lodo de la tierra que alguna vez había dado tanto fruto y beneficios para sus habitantes.

34 años después de la tragedia Armero ahora es campo santo, es visitado por turistas convirtiéndose en un lugar abandonado con alta vegetación y lapidas que rodean por las distintas calles del lugar, desolación y piedras talladas como una espacie de mapa para mantener en la memoria lo que un día fue armero, una tragedia anunciada que acabó con la esperanza y la prosperidad de las personas que allí Vivian, los sueños de los Armeritas quedaron sepultados bajo un gran lodazal.

13 de noviembre del 85

Relato oficial del parque Omaira Sánchez, en honor a sus víctimas. (Armero Guayabal).

Durante 13 de noviembre 3 pm. Columnas de ceniza salían del volcán se percibía un olor a azufre, entre las 5 y 7 pm las autoridades informaron a los Armeritas que guardaran las calma, porque había dejado de caer cenizas. Sobre las 7 pm el comité de emergencia reunido en Ibagué “es inminente evacuar poblaciones como Armero, Mariquita y Honda, sin embargo la tormenta había deteriorado el flujo de comunicación para desocupar el territorio, la tormenta eléctrica ocasiono daños entre la comunicación del comité con las entidades a cargo de la evacuación en Armero.

A las 9:09 hizo erupción el “gran león” Nevado del Ruiz. La nieve y el glaciar se fundían en la cima del volcán generando cuatro lahares que descendían rápidamente por los ríos azufrados: Gualí, Chinchiná y Lagunillas. A las 11:25 pm el primer la primer huella del león tocó el casco urbano de Armero y arrasó el pueblo en 47 minutos.

IMG_9686

 

 

 

Por Jennifer Hurtado

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>