El deporte paralímpico, una opción de vida


Por: Laura Arcila Osorio

Luis Alberto Ladino espera ser el primer técnico deportivo en silla de ruedas que dirija en Risaralda un equipo de baloncesto de esta modalidad.  

 

Luis Alberto Ladino nació el 5 de mayo de 1952 en el municipio de la Virginia, en el año 2010  su vida dio un giro de 180 grados tras sufrir una lesión Raquimedular de T10 y T11 a casusa de un accidente. La movilidad en sus piernas desapareció pero su actitud y sonrisa se sostuvieron con gran fuerza.

FOTO 4.0

Luis, un hombre activo y trabajador para entonces, se vio inmerso en un cambio de vida no planeado. Durante su estadía en la clínica y los primeros meses después del accidente, vivió dos momentos que recuerda con gran sentimiento. La primera enmarcada por las crisis emocionales donde la idea de quitarse la vida era recurrente, pues no concebía su nuevo mundo sin la movilidad de sus piernas; además con muchas preguntas sin respuestas sobre el futuro de su vida. La segunda etapa, caracterizada y encaminada hacia la rehabilitación. Etapa rodeada por el apoyo psicológico, médico y familiar que le permitió empezar a concebir la vida de una mejor forma, además de entender que su familia conformada por su madre, su esposa, hija y nieta también necesitaban apoyo especial para  empezar el nuevo camino y estilo de vida.

Tras los años de recuperación Luis Alberto empezó a identificar que necesitaba construir bases para afrontar la sociedad y ser reconocido en ella. La educación, el deporte, la recreación y el campo laboral empezaron a ser motivos fundamentales para salir de casa y retomar sus actividades. Nuevas oportunidades y un camino cada vez más claro, permitieron que Luis recobrara su autoestima y que mediante el deporte, iniciara su rehabilitación y construcción del futuro.

Deporte y nuevas oportunidades

En la fundación Acción Motora y la Universidad Tecnológica de Pereira, Luis ha encontrado un apoyo profesional para lograr su recuperación y mejorar su rendimiento deportivo. Luis ha competido en deportes paralímpicos como natación, tenis de mesa y tenis de campo, este último practicado en  Bucaramanga junto a otros cuatro deportistas de la región, una experiencia que para él y su entrenador significó algo más que un juego. Actualmente y desde hace un año y medio Luis está vinculado al Club Leones en Dosquebradas, conformado por personas que han perdido la movilidad de sus piernas y que buscan mediante el baloncesto, en este caso, rehabilitarse y entretenerse. Un logro conseguido por gestión de Luis y el profesor de Ciencias del Deporte Carlos Felipe Gómez con quien desde hace más de diez años viene trabajando en la construcción de este equipo.

Además de ser miembro activo de este nuevo y único club en Risaralda, Luis Alberto y  Carlos Felipe han gestionado recursos para construir y adecuar sillas de ruedas, adaptadas al diagnóstico médico y al deporte.

“En sociedad es donde uno debe mostarse en varios campos, como la educación, el trabajo y el deporte por ejemplo”

“En sociedad es donde uno debe mostrarse en varios campos, como la educación, el trabajo y el deporte por ejemplo”

El 2013 fue para ellos un año de eventos deportivos, dos campeonatos, un encuentro de baloncesto paralímpico en Manizales y un  torneo clasificatorio para los nacionales en Cúcuta, motivaron al grupo a ponerse como objetivo resaltar a nivel regional y nacional por sus habilidades en el deporte.

Las expresiones de cariño y aprecio hacia sus compañeros son constantes durante las jornadas deportivas. Risas,  y palabras de aliento al final de la actividad  son características de este hombre, que pone lo mejor de sí para sacar un equipo adelante.

Logros

Luis Alberto también se ha dedicado a estudiar y aceptar las convocatorias del Sena. El primer curso realizado fue el de guarnición, en el que aprendió a hacer calzado, además logró aprender a soldar, a pintar y a hacer cortes necesarios para realizar junto al ingeniero encargado en ese momento y los estudiantes de metalistería, diez sillas de ruedas semideportivas para sus compañeros de clase. Esta experiencia de Luis, se convirtió en una oportunidad laboral, pues junto a sus familiares y el conocimiento adquirido por el curso, logró tener su propio taller de reparación y adaptación de sillas de ruedas semideportivas y  convencionales, vehículos y motocicletas para personas con discapacidad.

Desde que Luis Alberto Ladino decidió salir adelante, uno de sus logros más grandes ha sido adquirir  conocimiento en diferentes campos laborales y deportivos para así capacitarse, aplicar y enseñar a la gente lo aprendido.

Para él reconocer que no hay ningún obstáculo para las personas con discapacidad es otro gran logro adquirido, “demostrarle a la gente que pueden llegar a ser más productivos que personas con todas las capacidades, sin hacer nada” es un orgullo para Luis.

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>