Parafilia: la búsqueda de la felicidad por medio del placer


Por: Juan Rafael Tobón Úsuga

Las aberraciones sexuales, conocidas como “parafilias”, son actividades y gustos personales que deben ser respetadas por los demás, sin embargo  no deben afectar la vida de quienes no comparten estas prácticas. Son incontables la cantidad de costumbres que logran adquirir los seres humanos para la búsqueda de su felicidad por medio del placer.

Según la Real Academia Española, se define la Parafilia como una “Desviación sexual”.  Sigmund Freud  expresa a partir de sus estudios la idea del fetichismo como una aberración sexual, una acción sexual excesiva que radica en fijar alguna parte del cuerpo humano o alguna prenda relacionada con él como objeto de excitación y deseo, asimismo incluye objetos y animales que pueda generar alguna estimulación sexual.

En la sexualidad son diversos los tipos de comportamientos que para algunas personas podrían ser impensables, por nombrar unos cuantos: exhibicionismo, voyeurismo, froteurismo, picazismo, que consiste en el disfrute sexual que se encuentra la menstruación como su objeto de estímulo sexual; necrofilia, que radica en mantener relaciones sexuales con cadáveres, personas o animales muertos; gerontofilia, que es el interés sexual por los ancianos o personas mayores; y numismática, que se basa en la obtención de placer carnal mediante la introducción de monedas  por el recto.

Existen muchas desviaciones sexuales y/o parafilias, en nuestra cotidianidad las más frecuentes son la pedofiliafetichismosadomasoquismo y exhibicionismo.

Algunos los denominan como degenerados, pervertidos, enfermos o sucios,  a quienes practican  una acción indebida al  incorporar objetos en el cuerpo para alcanzar el fin sexual normal. En mi opinión personal, estas costumbres pueden ser perjudiciales si se produce malestar o sufrimiento a la persona con la que comparte la conducta en cuestión, como podría ser en los casos de la pedofilia y el sadomasoquismo.

Uno de los motivos que incitan a experimentar, es la búsqueda de algo nuevo que realizan las parejas cuando se cansan de la rutina, colocando en riesgo su relación sentimental, por ello recurren las experimentaciones con objetos como motivo de salir de la monotonía, que poco a poco lo convierten en un hábito y por ende en una desviación sexual; el hombre busca el placer, pensando que en este encuentra la felicidad, y si logra llegar al clímax ¿Por qué no hacerlo de nuevo?

El picazismo, interpretado como un canibalismo simbólico, se logra teniendo relaciones sexuales con una mujer en pleno ciclo menstrual y beber su sangre, no sé que tan saludable sea el consumo de este fluído. Es una aberración que se ha dado desde hace muchos siglos, contando con anécdotas como la de un médico que  narra que un enfermo se reunía mensualmente con una trabajadora sexual durante su menstruación, untaba  la sangre menstrual en un pastelillo y se lo comía. Consumir sangre humana por simple gusto, y más si su origen es  de la menstruación puede actuar en contra de la salud, además el sangrado menstrual anormal expulsa coágulos de forma espesa, que pueden contener bacterias y actuar en contra en nuestro organismo.

Este hábito no es común en nuestro entorno, como la necrofilia, uno creería que son pocas las personas que tienen relaciones con cadáveres. Algunos de los riesgos que se podrían ocasionar al tener relaciones sexuales con un cuerpo en descomposición, son las múltiples infecciones que se pueden contraer en esta práctica. El placer está en el dominio de hacer lo que se quiera con un muerto, de violarlo y satisfacer exclusivamente su necesidad fisiológica. Sin contar con las repercusiones que quedan en el practicante de esta aberración, está el grave peligro de que por la necesidad de encontrar el placer, se llegue al asesinato y posterior violación de la víctima.

No obstante, en el criterio de la sociedad, no se puede ignorar los efectos físicos, psicológicos y sociales que pueden llegar a tener el hecho de mantener conductas sexuales que contradigan los valores y actitudes del entorno más próximo. En el tema de salud, puede contraer serias, lamentables y peligrosas infecciones o enfermedades por la experimentación, afectando principalmente a los involucrados, seguido de las familias y amigos.

Los que se obsesionan con prácticas sexuales, raramente buscan tratamiento, pues se convierte en adicción;  solo buscan ayuda cuando se sienten acosados por los representantes de la ley o por ser descubiertos por un miembro de la familia. Con mucha frecuencia la parafilia produce tal grado de placer que al sujeto le resulta impensable abandonarla, como lo decía anteriormente, ¿por qué deberíamos renunciar a este tipo de felicidad?

Todo en exceso es perjudicial; esta bien experimentar pero teniendo en cuenta  las posibles consecuencias sanitarias, trastornos mentales e inseguridades personales que estas prácticas acarrean. Por tanto,  es recomendable analizar hasta qué limite es conveniente llegar con nuestro apetito sexual.

Sin duda alguna, hay mucho por descubrir en el mundo. Cada persona vive un universo aparte que para algunos no pueden ser aceptables; la cuestión radica  en tolerar sus comportamientos y en respetar la intimidad de los demás. Para aquellos que practiquen alguna desviación sexual, les recomiendo que le agreguen a la velada placentera conciencia, un preservativo de responsabilidad, lubricantes de respeto y un latigazo de seriedad.

 

Licencia Creative Commons
Parafilia: la búsqueda de la felicidad por medio del placer por Rafael Tobón se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>