‘Leones’ en Colombia, ‘Corderos’ en Sudamérica


 

Por: Camilo Andrés Valderrama Rivera

El rendimiento mostrado por la Selección Colombia dista mucho del nivel actual de nuestros clubes ¿nuestros equipos son potencias sudaméricanas? ¿Por qué se nos dificultan los torneos continentales?

El gran balance de la Selección Colombia en el pasado mundial de Brasil realizado hace aproximadamente tres meses y el rendimiento logrado por Atlético Nacional en el ámbito local con sus tres campeonatos consecutivos no nos debe hacer nublar la vista ante la pobre historia ‘copera’ que tiene el fútbol colombiano en especial a nivel de clubes, comparado con otras potencias del continente como Argentina que cuenta con 23 Copas Libertadores, Brasil con 17 o Uruguay con 8 títulos continentales.

Seamos sinceros, el fútbol colombiano a lo largo de sus casi 66 años de profesionalización (la DIMAYOR se fundó en 1948) solo ha tenido en el ámbito internacional de clubes contadas actuaciones destacadas en copas internacionales como la Copa Libertadores o la Copa Sudamericana. De las 9 ocasiones en las que un club colombiano llegó hasta la final de la Copa Libertadores, solo en 2 oportunidades el trofeo aterrizó en tierras colombianas.

El Atlético Nacional en 1989 y Once Caldas en 2004 son los únicos dos equipos que pueden presumir de poseer estos dos trofeos continentales en la historia del fútbol colombiano, el resto de finales se dividen entre 4 finales perdidas por América de Cali (es el club con más subcampeonatos continentales), 2 por el otro equipo de la capital del Valle del Cauca, el Deportivo Cali, y Atlético Nacional que perdió una final de Copa Libertadores en 1995 a manos de Gremio de Brasil.

Esto sin mencionar que en la Copa Sudamericana (segunda copa futbolística en importancia en el continente) solo Atlético Nacional ha logrado ser finalista en 2002 donde cayó ante San Lorenzo de Argentina.

La preocupación es mayor si observamos la decepcionante participación de nuestros tres clubes representantes en la Copa Libertadores que se realizó este año, solo Atlético Nacional logró llegar hasta los cuartos de final del certamen donde cayó ante el aguerrido y joven equipo uruguayo Defensor Sporting, los otros dos equipos participantes cayeron en fase de grupos de forma sorprendente.

Deportivo Cali no pudo superar a rivales como Cerro Porteño de Paraguay, el debutante O’Higgins de Chile y Lanús de Argentina, mientras que Santa Fe tras hacer la proeza de eliminar al siempre complicado Monarcas de México se complicó la vida ante rivales como Nacional de Paraguay, que a su vez fue finalista del certamen, Zamora de Venezuela y el hasta entonces vigente campeón Atlético Mineiro.

Lo más lejano que han llegado nuestros clubes en ese torneo internacional, desde que en 2004 Once Caldas ganara este certamen, han sido dos semifinales una lograda por el Cúcuta Deportivo en 2007 y otra lograda por Santa Fe en 2013, mientras que en Copa Sudamericana Millonarios ha llegado a semifinales en 2007 y 2012.

El rendimiento de nuestros clubes no es el esperado, pero lo más sorprendente de todo es que en el torneo local por tomar un ejemplo, Atlético Nacional logra la hazaña de conseguir un triplete (se alza con las dos ligas de 2013 y con la Copa Postobon) mientras que en torneos internacionales cae ante rivales con plantillas e historia mucho más inferiores que la del elenco verdolaga.

Un ejemplo de esto es el Defensor Sporting, el cual no tiene ni siquiera una participación en una final continental ni mucho menos cuenta con el capital financiero que tiene Nacional, y aun así barrió 3-0 en el global al elenco paisa, y ni que decir de la participación de los dirigidos por Juan Carlos Osorio en la Copa Sudamericana donde fueron vencidos en Medellín por el desconocido equipo paraguayo General Díaz.

La euforia generada por el gran resultado en el mundial por parte de la Selección Colombia no nos puede engañar ni tampoco podemos hacernos los de la vista gorda, hay que recordar que el 90% de la base que quedó quinta en el mundial son jugadores que militan en ligas europeas, el 10% restante milita en México, salvo dos casos que juegan en la liga local.

El fútbol colombiano necesita volver a ganar peso a nivel internacional, como pasó en los años 80 y 90 en donde era casi habitual tener por lo menos un semifinalista colombiano por año, ahora parece ser que para un equipo grande en Colombia es mucho mérito por lo menos pasar la fase de grupos del certamen.

El ejemplo del Atlético Nacional es muy claro, pues en el torneo local todos son unos ‘leones’ pero en el resto de Sudamérica son ‘piel de cordero’. Ojalá, por el bien de nuestro fútbol, regresen esos días maravillosos, en donde para un club extranjero, jugar ante un equipo colombiano, era un verdadero martirio.

Licencia Creative Commons
‘Leones’ en Colombia, ‘Corderos’ en Sudamérica por Camilo Andrés Valderrama se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>