Capitalismo: El escenario actual


Por: Alejandra González

El capitalismo dejó de ser solo un sistema económico para convertirse en una ideología, en la cual se han cambiado los valores humanitarios para reemplazarlos por los valores monetarios como el individualismo, la privatización y la maximización del beneficio.

El capitalismo es un sistema económico que se ha expandido por el mundo y con él su frivolidad. Desde pequeños a los niños se les inculcan valores competitivos y maneras de acumular capital como el valor fundamental propio de la época.

El mundo de hoy se mueve a través del dinero, millonarias transacciones, mercancías y capitales se movilizan por todo el planeta en cuestión de segundos. El dinero no tiene fronteras, se le ha adorado como un Dios, poniéndolo por encima del valor humano.

Los dueños del capital, monopolizan el dinero mundial, mientras que los países del sur o tercer mundistas, mueren de hambre. El capitalismo es un sistema económico inhumano, capaz de pasar por encima de las personas para generar mayores ingresos. Ver: ‘Los Motivos del Hambre en el Mundo’

Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación) cada día 100.000 personas mueren de hambre, sin embargo la agricultura está en capacidad de producir alimento para el doble de la población mundial. ¿Cómo es posible entonces que un niño muera cada segundo a causa del hambre o sus consecuencias directas? Ver: ‘El Orden Criminal del Mundo’

Las políticas neoliberales que se escudan en el libre mercado y en una ‘mano invisible’ que regula la economía, le da el mismo tratamiento a los alimentos que a cualquier bien de consumo, aún y cuando estos son necesarios para la vida. Las víctimas del hambre son también víctimas de un sistema económico enajenante.

El capitalismo se sustenta en la esclavitud moderna y la destrucción de los recursos naturales. Los capitalistas en su afán por acumular el dinero, vulneran los derechos de las personas al pagar mínimos salarios, condiciones de empleo inhumanas y el sometimiento a trabajos indignosVer: Esclavitud Moderna en Alemania.

Los métodos del capitalismo distan de toda moralidad, la acumulación del capital también evade impuestos a través de paraísos fiscales y sociedades Offshore, las cuales permiten eludir la fiscalización y de ese modo obtener más ingresos. Esta evasión es para las sociedades actuales uno de sus más grandes problemas, puesto que los derechos que el Estado garantiza a través de entidades públicas son financiados a través de la recaudación de impuestos; sin esas contribuciones los servicios que se prestan de manera gratuita como la educación, no podrían ser concedidos a los ciudadanos. Por lo tanto se tendría que recurrir a la privatización de esas entidades. Ver: ‘Paraísos Fiscales: La Gran Evasión’

El escenario no es distinto en Colombia, donde multinacionales extranjeras explotan los recursos mineros y agropecuarios del país, pagando mínimos salarios, impuestos y regalías. Estas multinacionales se llevan el dinero para sus casa matrices, ubicadas en los países desarrollados, mientras que el país se sume en la pobreza y en la llamada “maldición de sus recursos”. Lea: ‘La Minería en Colombia: La Maldición de los Recursos Naturales’.

El plan de desarrollo de Colombia se ha basado en el discurso hegemónico que ha  sido impartido por las potencias del mundo. Como parte de este plan se ha facilitado la llegada de poderosas multinacionales a través de políticas como ‘la locomotora minera’ en la cual se reducen los trámites, las regalías y las prohibiciones ambientales. Lea también: ‘Locomotoras para el desarrollo’

El capitalismo puede llegar a un punto de no retorno, la evasión a la fiscalidad, la destrucción de los recursos ambientales y la vulneración de derechos; son apenas algunas de las implicaciones. Por tanto se puede decir que es un modelo insostenible que a través de sus lógicas de consumo, los que poseen el capital son quienes verdaderamente controlan el mundo y su economía.

La humanidad no conoce una realidad distinta a la del capitalismo, ¿pero a caso es posible cambiar un sistema económico que se ha arraigado a la ideología del mundo?.  Las opciones son pocas aunque existentes; los dueños del capital han contenido las iniciativas activistas a través del miedo y el silenciamiento, sin embargo es necesario preguntarse: ¿es justo que el sistema educativo inculque los valores competitivos por encima de la solidaridad, o que los jóvenes profesionales se enfrenten a escenarios laborales que no son democráticos?, ¿Está bien sobornar a un Policía para evitar una infracción?, o acaso ¿Es correcto que  la sociedad aplauda al oportunista así éste pase por encima de las demás personas? como reza un dicho colombiano “el vivo vive del bobo”.  El mundo requiere de un cambio desde las pequeñas acciones, para así preservar lo que nos hace humanos. Un mundo en el cual las lógicas del mercado no permeen los valores sociales, ideologías y pensamientos que hacen del ser humano un ser dotado de raciocinio y sentimientos.

 

Licencia de Creative Commons
Capitalismo: El escenario actual by Alejandra González Valencia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>