LA QUINUA, CULTIVO TRADICIONAL ANCESTRAL


Por:

Jhon Alexander Lopez

La agronomía en Risaralda es un tema de gran importancia; no solo para los campesinos, quienes principalmente la ejercen, sino para los ciudadanos quienes se ven involucrados directamente por los beneficios que tienen de ella.

LA QUINUA3

La quinua, cultivo milenario olvidado. Fotos tomadas de Internet y www.laradiodelsur.com/?p=208349

Es importante dar prioridad a una semilla cuyo cultivo es rico en  proteínas y nutrientes, importante para la vida animal y vegetal. En sus orígenes, el alimento data 5000 años a.c y era primordial para las sociedades andinas antiguas, tan importante como lo era el trigo para los romanos.

En Colombia la quinua se origina en la región Andina, crece en alturas superiores a los 3000 metros principalmente en terrenos abandonados, a diferencia de los demás cultivos que requieren terrenos específicos. El alimento perdió protagonismo en la región con la llegada de los españoles, debido a la incursión de productos europeos de innovación y consumo, lo cual alteró las dinámicas de los cultivos agrícolas ya establecidos y ahora solo es popular en Popayán-Valle del Cauca.

De esta manera, la quinua fue relegada y extinta por ser semilla de adoración. Se rumora que los españoles llamaron a la quinua el alimento del diablo, esto con el fin de desterrarla y así poder traer el trigo, la cebada y otros alimentos para los que significaba competencia.  Hoy el alimento aún no está popularizado, sin embargo, se ha convertido en un recurso alternativo para cubrir las necesidades de las familias más pobres del campo.

La producción de esta semilla no requiere terrenos de  calidad, implica poca inversión. La pregunta sería entonces por qué se insiste con la erradicación de una semilla antigua que no requiere terrenos con abono ni procesos de acompañamiento para su producción; además de sus cualidades nutritivas que podrían remplazar inclusive la leche materna.

La compañía agrícola colombiana Monsanto y algunas asociaciones de cafeteros en Risaralda, han intentado acabar con la producción de la quinua para que esta no compita con semillas como el maíz y el trigo, sin embargo, la semilla es tan resistente que es inmune a los pesticidas utilizados para su erradicación.

Apostar por el aumento de la producción de esta semilla podría propiciar el crecimiento de sociedades agrícolas que la utilizarían para su alimentación, además de los beneficios económicos que traería al convertirse en un producto que genera trabajo y puede llegar a aumentar su calidad de exportación.

En Risaralda hubo un hallazgo arqueológico de una semilla que tiene aproximadamente más de 10.000 años, en vasijas de barro que algunas tribus sepultaron. Esta semilla se le conoce como amaranto, y  tiene las mismas características de la quinua y también hace parte de los cultivos que han perdido protagonismo en la región.

Es importante valorar un producto sagrado, representativo de la región que aún subsiste a pesar de haber sufrido el destierro y el olvido.

 

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>