Suicidio en Colombia, una realidad silenciosa


Hecho en: Canva.

Hecho en: Canva.com

“No me gusta agosto y cuando llegan finales de noviembre, me deprimo más. Recuerdo cada día en que me llegó la noticia de que Andrés y Sebastián se habían suicidado. No lo podía creer, ni aceptar, me sentía impactada, yo pude haber hecho algo, pero no me di cuenta a tiempo. Nunca me lo voy a perdonar”, relata Valeria, mientras sus ojos se llenan de lagrimas y sus manos se vuelven puños blancos de la fuerza que maneja.

Como Valeria, existen millones de familiares que se cuestionan día a día su papel por no actuar oportunamente frente a una muerte decidida.

Que si se habla del suicidio, la gente lo va a hacer. Que la depresión está de moda para llamar la atención. Que cortarse las muñecas es una etapa de los niños. Todos mitos que la sociedad cree como verdades. Realmente, la única verdad es que el suicidio sigue siendo silenciado en muchas instituciones y hogares colombianos. El suicidio ya no debe ser un tabú, miles de personas mueren al año por esto, siendo uno de los diez principales motivos de mortalidad en el país. Es un problema y una realidad prevenible.

Infografía - suicidio

Desde 2016, el suicidio es la cuarta forma de violencia en Colombia con un 4,74 por cada 100.000 pobladores. Sin embargo, esta cifra ha venido aumentado a medida que pasan los años. Siendo el 2018 el año con más números de suicidios, aproximadamente 2.692 casos y 125 más que el anterior. Así como se muestra en la siguiente gráfica.


Según Medicina legal, los hombres son quienes se quitan en mayor medida la vida y cometen suicidio con un 79% de los casos. Esto no solo sucede en Colombia, también pasa en muchos países a nivel global, y es una problemática que afecta bastante ya que se puede deber a las conductas normativas regidas por la sociedad. BBC menciona que, por ejemplo, los hombres son más violentos y pueden actuar más rápido antes de que alguien pueda intervenir. “Un estudio de 4.000 pacientes de hospital que se habían autolesionado encontró, por ejemplo, que los hombres registraban una intención suicida mayor que las mujeres”, comenta el portal. Igualmente, habla de que los hombres han sido más reprimidos por la sociedad para mostrar sus problemas, que las mujeres.

Las edades más frecuentes son entre 20 y 24 años en hombres y mujeres de este último tiempo (2016 – 2019). Se encuentra que esto es debido a la confusión, miedo e incertidumbre, presión para alcanzar el éxito, baja autoestima y analfabetismo. Además, se pueden crear elementos desencadenantes como sentimientos de rechazo y vulnerabilidad ante ambientes caóticos. Los conflictos con los integrantes de la familia o pareja son causas precipitantes.

¿CÓMO PREVENIRLO?

Está comprobado que existe un margen de tiempo para prevenir el acto suicida, incluyendo ciertas señales que ayudan a identificarlo. Según la psiquiatra, Paola Tejada, tener una buena red de apoyo, junto con el buen ambiente de comunicación familiar y social, es vital para esto.

El Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia (Minsalud) recomienda conocer algunos signos de alarma que aparecen en la conducta suicida:

  1. Presencia de pensamientos o planes de autolesión en el último mes o acto de autolesión en el último año
  2. Alteraciones emocionales graves
  3. Desesperanza
  4. Agitación o extrema violencia
  5. Conducta poco comunicativa
  6. Aislamiento social

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS), sugiere tener en cuenta:

• Restringir el acceso a los medios más frecuentemente utilizados para el suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos).

• Información responsable por parte de los medios de comunicación.

• Identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo

• Capacitar el personal de salud no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas

• Seguir la atención prestada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario

• Apoyar a quienes han perdido a seres queridos que se han suicidado

• Introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol.

Son muchos los trágicos sucesos que se dan en el país por no prevenir a tiempo el suicidio, especialmente en ciudades como Bogotá que, según el DANE, es el municipio con mayor número de suicidios del país, seguido de Medellín y Cali en estos últimos años.

¿CÓMO AYUDAR?

Si la persona está en riesgo inmediato, es ideal llamar a las líneas de ayuda, hablar con el psicólogo y psiquiatra de la persona, si no tiene, un médico podría brindarle la información. Como se mencionó anteriormente, es fundamental mantener alejado al sujeto de sustancias psicoactivas o armas que pueden hacerle daño de alguna manera.

Asimismo, Minsalud brinda consejos para cooperar con la prevención del suicidio de las siguientes formas:

•    La vida es preciosa y a veces precaria. Tomarse un minuto para tender la mano a alguien puede cambiar el curso de su vida

•    Como miembros de la comunidad, es nuestra responsabilidad apoyar a las personas que puedan estar sufriendo.

•    Acérquese a las personas que lo necesitan y anímelas a hablar a su manera y a su ritmo.

•    Ofrecer unas palabras de apoyo y escuchar sin juzgar puede hacer la diferencia.

•    Es un mito que el hablar sobre el suicidio con alguien le da la idea o desencadena el acto; si uno es compasivo y escucha sin juzgar es más probable que ayude a reducir la angustia que a exacerbarla.

•    El suicidio se puede prevenir con intervenciones oportunas, basadas en la evidencia y a menudo de bajo costo.

Para mayor información puede consultar en el portal web del Ministerio.

 

¿QUÉ AUMENTA EL RIESGO?

Se dice que 9 de cada 10 intentos de suicidios tienen una base de trastorno mental, como lo son trastorno bipolar, trastorno límite de la personalidad y la depresión, sin embargo, no son los únicos motivos para cometerlo. Entre otras causas se encuentra:

  • Trastornos del sueño crónicos, como el insomnio
  • Uso de alcohol o drogas
  • Muerte de una persona importante en la vida de la persona o aniversario de su muerte
  • Haber intentado suicidarse anteriormente o suicidio o intento de suicidio de una persona cercana
  • Enfermedad mental, como esquizofrenia, trastorno bipolar o Trastorno de estrés postraumático (TEPT)
  • Dolor crónico o una enfermedad grave, como enfermedad cardíaca, cáncer o SIDA
  • Dependencia física de otras personas
  • Abuso mental, físico o sexual
  • Un antecedente de violencia o agresión hacia otras personas o sensación de culpabilidad por lastimar a alguien más
  • Estrés por un divorcio, el término de una relación amorosa, la pérdida de una amistad, o la soledad
  • Dificultades por ser tener gustos sexuales distintos
  • Un trabajo estresante, o el estrés de la pérdida de un trabajo

 

Según Medicina Legal, los fines de semana son los días más violentos en los entornos familiares y las cifras del DANE confirman que el domingo es el día en que más se suicidan las personas en Colombia. Odette Chahín, bloggera, tiene la teoría de que el domingo es el día en el que tanto tiempo “libre” se convierte en un mar de preguntas que causan miedo e inseguridades, pues “de lunes a viernes estamos acostumbrados a tener una rutina, un horario, unas tareas por cumplir, y el síndrome del domingo se presenta precisamente por no tener un ‘orden del día’ preestablecido, la falta de rutina hace que uno se sienta como pez fuera del agua. El hombre es un animal de hábitos y se siente cómodo con la rutina, pero apenas nos dan un poco de libertad no sabemos qué hacer con ella”.

Cada año aumenta la cifra de suicidios en el país, a excepción de los dos últimos (2020 – 2021), incluso con la incidencia de la cuarentena y el COVID-19. Estas cifras son sinónimo de certeza y no de invención por los jóvenes para “llamar la atención”. Precisamente, es vital señalar la importancia de tener en cuenta que estas situaciones pueden ocurrirle a cualquiera y nadie está exento. Lo fundamental es saber cómo actuar y saber que no se está solo.

Aunque es muy difícil hablar de cada persona que perdió la vida en solo un artículo, es importante tener presente que esto no se puede quedar solo en cifras, porque cada persona cuenta, cada uno tenía una historia y estaba pasando por distintas situaciones que lo llevaron a terminar consigo mismo. A continuación, un recordatorio de algunas personas que cometieron suicidio por sus luchas internas y demás obstáculos.

“La principal causa que hace que una persona decida acabar con su vida es, por desgracia, que sufre, y una persona no quiere sufrir”, asegura Nel González, presidente de la Confederación Salud Mental.

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>