Las cuatro estaciones en un día en Pereira, pasó de ser un dicho popular a una realidad.


Por: Leidy Yuliana García Orozco

En Pereira, como en muchos otros lugares, se experimentan varios tipos de clima en un solo día y a eso se ha acostumbrado la población. Sin embargo, habría que dar una mirada más allá y reflexionar el porqué de estos cambios tan bruscos. ¿Qué tanto tiene que ver el calentamiento global con esto que ya se ve como cotidiano pero que cada vez afecta más a los seres vivos?

El clima de la ciudad de Pereira ha sido reconocido en otras regiones de Colombia por su variedad. Se llegó hasta decir que para salir un día normal al centro se debía incluir en el bolso una sombrilla, trescientos pesos para un ‘Bon Ice’ para la sed y así estar preparado para lo que suceda  en las próximas horas. Un sol fuerte, acompañado de una llovizna repentina; lluvia constante con algunos episodios de sol o cualquier otra combinación es probable en el mismo día en esta ciudad, incluyendo la zona metropolitana.

Este fenómeno es algo a lo que poco a poco nos acostumbramos, sin ir más allá de razones o explicaciones. ¿Será justo con nosotros mismos y con la naturaleza ahondar en el cambio climático solo ahora porque se supone que se acerca el fin del mundo? Esto es una realidad. El clima cambió, nos afecta a todos totalmente y son muy pocos los interesados al respecto.

El panorama climático es preocupante, no solo en Pereira sino también a nivel nacional, pues las cosas no mejoran. Si hace sol, se producen sequías, incendios forestales, racionalización del agua potable, pérdidas millonarias en los cultivos y aumentan las probabilidades de cáncer de piel. Pero si llueve, crece el nivel de los ríos y hay inundaciones, tormentas eléctricas, deslizamientos de tierra, familias enteras damnificadas y como si fuera poco, casi todas las personas sufrimos gripe constantemente, entre otras enfermedades causadas por el invierno.

Los extremos climáticos de las cuatro estaciones en otros países no son lejanos a nosotros, ya son una realidad acá. Hay diferentes tipos de personas: aquellas alarmadas por lo que está sucediendo con el medio ambiente y buscan razones y soluciones, las que se dan cuenta del cambio y se interesan superficialmente pero no van más allá o las que definitivamente son totalmente indiferentes a la situación y sólo se preocupan por tener a la mano una chaqueta o un ventilador, según el caso.

Lastimosamente, es poca la población que se interesa en buscar soluciones a este problema. La contaminación es sin duda una de las razones que ha llevado el clima a estos extremos y es un mito el hecho de que esta sea creada solamente por las grandes empresas que emiten gases hacia el aire o derraman sustancias dañinas en el agua de los ríos.

Está en las manos de cada uno cuidar la naturaleza y ahí no entran clases sociales, etnias, edad, género. Nada. Es paradójico, si el medio ambiente sigue de mal en peor, si el cambio climático es cada vez más agresivo, los directamente afectados somos los seres vivos y la mayoría siguen haciendo estragos o mostrando indiferencia. ¿Qué es lo que sucede? ¿Aquellas personas no se sienten vulnerables ante esta situación?

Si no se empiezan acciones decisivas en los próximos cinco años, tanto de parte de las grandes empresas o del gobierno, como de cada uno de los habitantes, las consecuencias serían inminentes. La Agencia Internacional de la Energía (International Energy Agency) prevé un aumento de la temperatura de unos tres grados, pudiendo ir hasta seis grados. Posiblemente provocaría un crecimiento del nivel del mar de varios metros, se harían desplazamientos de poblaciones debido a catástrofes climáticas y crearía una amenaza para la seguridad alimentaria de millones de personas. Si esto, siendo sólo una parte de las consecuencias del cambio climático, no nos hace sentir por lo menos escalofrío, estamos muy mal. No es algo lejano. De comunidades externas, de cientos de miles de kilómetros de distancia, ahora  es nuestra realidad.

No es algo distante, ya está sucediendo. Más allá de quejarse porque llegó emparamado a la casa debido a un aguacero repentino o porque no se aguanta el calor, hay que tomar las medidas preventivas adecuadas. Informarse, cuidar y hacer respetar el medio ambiente pues es este uno de los factores más importantes que nos mantienen con vida, por ende hay mucho que agradecerle y retribuirle, teniendo en cuenta que el cambio se puede empezar desde cada uno.

 

Licencia de Creative Commons
Las cuatro estaciones en un día en Pereira, pasó de ser un dicho popular a una realidad. by Leidy Yuliana García Orozco is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://expresiondigital.ucp.edu.co/?p=6931.

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>