De gladiadores y de esclavos


Por: Juan Camilo Aguirre Garzón

gladiadorporteria2color_8730

Imagen extraida de, http://toqueygambeta.com/2012/09/21/argentinos-no-italianos/

En la Antigua Roma, de los pocos oficios que gozaba de un trato digno en el caso de la salud era el ser un gladiador. Esclavos que se enfrentaban en el coliseo Romano por el honor y la gloria de su amo, sin importar el trato que este les diera.

Hoy en día en Colombia este mismo trato digno se puede decir que solo reciben aquellos deportistas que su función es ir tras un balón y donde se enfrentan 11 personas contra otras 11, en una cancha de 110 metros de largo y 75 metros de ancho, con el único objetivo de ir al campo rival y anotar.

Pero que pasa con los demás deportistas de otras disciplinas y más especifico con los jugadores de baloncesto en Colombia, si bien en estos momentos se realiza la Liga Directv de Baloncesto, en la cual participan sólo equipos profesionales entre ellos (Once Caldas, Bambuqueros, Piratas, Búcaros, Academia de la montaña, Halcones, Aguilas y Caribean Heat).

Los cuales se pueden considerar que al momento de tener algún problema que concierne a la salud de dichos deportistas es más complicado, ya que no solo es la escasez de torneos a nivel regional y nacional que fomentan dicha practica en la sociedad, si no que también se debe a la poca colaboración del estado con los equipos y las organizaciones de los torneos.

Cuando un gladiador es declarado vencedor en el coliseo, a este se le atiende de tal manera que los esclavos envidiarían, no solo por que sus heridas son tratadas por expertos para la época, si no que en algunos de los casos se les otorgaba su libertad como ciudadanos, el mayor reconocimiento para un esclavo en el imperio romano.

Lo mismo sucede con el fútbol, si bien su recompensa no es la libertad, es una suma de dinero exorbitante, casos como el de Teofilo Gutiérrez, que en su bolsillo se repunta un salario de 80 millones de pesos anuales, mientras que un jugador a nivel profesional de baloncesto en un equipo como Cafeteros de Armenía, esta ganándose alrededor de 12 millones de pesos anuales.

En igual proporción es el trato en cuanto a la salud, ya que al estar entrenando y participando en las pocas competiciones (pre-campeonatos) es poco el tiempo que se tiene para analizar a cada uno de los jugadores, en cuanto al estado de salud del equipo y cada uno de sus jugadores, por que solo les importa tener la gente lista para jugar.

Comparte la publicación
Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>